Una juez de control decretó prisión preventiva para el pitcher del equipo de beisbol, Saraperos de Saltillo, Sergio Mitre, acusado de violencia doméstica contra una mujer.

En audiencia de control celebrada ayer, una jueza determinó que, al dejar libre bajo fianza, el deportista mexicoamericano podría huir incluso del País, por lo que determinó dejarlo internado en el Cereso de Saltillo.

Sergio Mitre fue detenido el domingo en un hotel al norte de la ciudad, luego de que un empleado llamó a la policía al escuchar golpes y gritos dentro de una habitación.

Medios locales informaron que fue el pelotero quien abrió la puerta de la habitación y dijo que todo estaba normal, sin embargo, Yazmín, su pareja sentimental, salió para pedir el apoyo policial, pues el hombre la había golpeado en el rostro y el cuerpo.

El club Saraperos suspendió temporalmente a Mitre, en tanto analizaba cómo evolucionaba la situación jurídica. El delito de violencia doméstica es penado con prisión de seis meses a seis años.

«La violencia, en cualquiera de sus expresiones, no tiene cabida en nuestra comunidad, en particular la violencia contra las mujeres y la violencia en la familia es inaceptable», expresó el Club Saraperos.

«Los jugadores, cuerpo técnico y administrativo de Saraperos son ejemplo para la sociedad, en particular para futuras generaciones. Sus acciones deben estar acordes con esta responsabilidad. Cualquier violación a la ley y a las normas que nos rigen como sociedad deben ser asumidas con responsabilidad, como cualquier ciudadano».

La jueza fijó para el jueves la audiencia donde podrían vincular a proceso penal al pelotero.

Comentarios

comentarios