Diego Ventura resultó el primer triunfador de la corrida inaugural de la Plaza de Toros Nuevo Progreso, a pesar de terminar la lidia del toro de regalo con el brazo lastimado.

El deseo de triunfar en Guadalajara del rejoneador pudo más que un incesante dolor en el codo izquierdo a causa de una caída montado en «Hebreo».

Cuando todo pintaba para una corrida deslucida por el escaso juego de los toros de La Estancia y de La Venta del Refugio para rejones, Ventura salvó la tarde al redondear su faena.

Abrió con el caballo «Joselito» para templar las embestidas de «Escribano», el sobrero de San Isidro, que acometió muy cerca de los galopes. Sin dejar de seguir la montura, en banderillas derribó a «Hebreo», y lastimó al rejoneador en la caída, quien se puso de pie y lo montó nuevamente para seguir con «Bronce».

En el último tercio domó a «Dólar» sin riendas y aún con el evidente dolor que delataba su rostro, estuvo certero con el rejón de muerte montado en «Volapié» para cortarle las dos orejas y recibir la ovación del respetable que pobló media plaza.

Con su lote en la lidia ordinaria realizó emocionantes quiebros y dejó ir los trofeos al pinchar el cuarto de la tarde y salió al tercio. Al final, Ventura recibió atención por parte del Servicio Médico de la Plaza y fue trasladado al hospital para descartar una fractura.

El doctor Francisco Preciado, Jefe de los Servicios Médicos, informó a CANCHA que al rejoneador seguía con dolor, se le realizaron estudios radiológicos y de momento no se cuenta con un diagnóstico definitivo.

Leo Valadez estuvo variado con el capote y lució en el segundo de su lote, un astado con recorrido, pero sin terminar de humillar del todo. La pasó mal con la espada y escuchó un aviso al descabellar. El primero embistió a pesar de estar lastimado de los cuartos traseros y el de Aguascalientes le pegó meritorios pases.

Luis David dejó en manifiesto su deseo por agradar a pesar de la sosería de sus bureles, se adornó con ceñidas chicuelinas y agradó con toreo en redondo.

Comentarios

comentarios