Orgulloso por las 10 nominaciones al Óscar que Roma, su película semi autobiográfica, acaba de recibir, Alfonso Cuarón confiesa que una de ellas es su predilecta.

No es, dice al otro lado del teléfono, la que lo hará competir por Mejor Fotografía o la de Mejor Película, sino la de Mejor Actriz, para Yalitza Aparicio.

“Salma Hayek también fue nominada a Mejor Actriz (por Frida), pero Yalitza es la primera mujer indígena que es nominada. Eso me parece muy relevante. Es lo que más gusto me da”, dice el director mexicano en entrevista con REFORMA.

Roma se convirtió en la producción mexicana con más postulaciones en la historia de los premios de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de EU.

A nivel global, empata las 10 que también tuvo la taiwanesa El Tigre y el Dragón, de Ang Lee, en el 2000.

También se colocó dentro del reducido club de cintas que consiguen candidatura a Mejor Película y Mejor Película Extranjera.

Sólo se cuentan, además de Roma, Amour, de Michael Haneke; El Tigre y el Dragón, de Lee; La Vida Es Bella, de Roberto Benigni; y Z, de Costa Gavras.

Cuarón competirá por cinco estatuillas: Película, Película Extranjera, Dirección, Fotografía y Guion.

“Me dio gusto por supuesto cuando nominaron a Gravedad (Cuarón ganó dos Óscar por ese filme), pero esto me da muchísimo más gusto porque son nominaciones mucho menos probables.

“Es una película mexicana en blanco y negro, en español y mixteco, con actores que no eran conocidos en Hollywood. Además, con una protagonista que es una trabajadora doméstica de origen indígena”, valora.

Marina de Tavira (Actriz de Reparto), Eugenio Caballero y Bárbara Enríquez (Diseño de Producción), Sergio Díaz (Edición de Sonido) y José Antonio García (Mezcla de Sonido) son otros mexicanos que lucharán por la estatuilla dorada el 24 de febrero.

Comentarios

comentarios