Las botellas de champaña quedaron regadas por todo el clubhouse visitante en el Wrigley Field tras brindar para celebrar la victoria 3-2 ante Cachorros, que le dio a los Cardenales de San Luis su primer pase a la postemporada desde 2015.

El ambiente fue ligero y lleno de entusiasmo, pero los jugadores se apresuraron para hacer sus maletas y subirse al avión que los llevaría a Arizona.

«Queremos estar seguros de que valoramos lo que hemos logrado y no tomarlo a la ligera», dijo el mánager de San Luis, Mike Shildt.

«Estamos en la postemporada. Pero tenemos la mira puesta en el banderín de la división. En eso estamos enfocados. Disfrutamos nuestro boleto a la postemporada, brindamos por ello, pero ahora hay que seguir hacia adelante».

Los Cardenales están de regreso en la gran fiesta tras ganar una serie en contra de los Nacionales y barrer otra serie de cuatro juegos en contra de los Cachorros.

La última vez que San Luis barrió una serie larga en el Wrigley Field fue en mayo de 1921.

Esta vez, los Cardenales también dejaron fuera a los Cachorros de toda lucha por llevarse el banderín de la Central de la Liga Nacional y se colocaron tres juegos por encima del segundo lugar Cerveceros.

Comentarios

comentarios