El entrenador del América, Miguel Herrera, confesó que siempre quiso llegar a las Águilas porque desde que era jugador escuchaba que era el Real Madrid del continente.

«De futbolista siempre escuché a mucha gente de los medios decir ‘el América es el mejor’, ‘es un gran club’, Oí a (Óscar) Ruggeri, Hugo Sánchez, escuchaba a los técnicos que hablaban que era el Real Madrid de América, es el Bayer, el Barcelona, y yo me dije, tengo que llegar a ese club», dijo en entrevista para TUDN.

«Yo no amaba América de chavo, ni lo odiaba, yo le iba al Atlante, adoraba a Miguel Marín, no le iba a Cruz Azul, pero adoraba a Marín porque lo consideraba el mejor arquero, pero cuando me hice futbolista se te salen todos los apegos, piensas en el equipo que representas, pero en mi cabeza sí estaba llegar un día a esta institución».

Ya con dos títulos de liga y una copa en su palmarés, el «Piojo» aseguró que le tiene gran cariño al club.

«Ahora sí hay un gran cariño, un gran romance con el América. Cuando ya estás acá te das cuenta que es un equipo que no tiene medias tintas, o lo odias totalmente o lo quieres. Yo no conozco a una persona que me diga: ‘el América, me da igual si gana o pierde'», declaró.

Sobre el Clásico ante Chivas, que disputan el próximo sábado en el Estadio Azteca, aseguró que como sea deben ganarlo.

«No lo odio (a Guadalajara), pero le quiero ganar. Este es el Clásico, los demás han ido creciendo», estableció.

En la entrevista, Herrera aseguró que a Giovani dos Santos aún le falta tomar ritmo.

«A Gio le falta adaptarse de nuevo a la competencia. Venía de 9 meses de estar parado, justo cuando lo veíamos arrancando bien vino la lesión. Tiene una lesión muy añeja que cuando se rompen las cicatrices da la sensación de tirón. Lo tenemos que ir llevando y lo estamos trabajando en esa parte de su pierna para que ya no sufra con ello», estableció.

Indicó también que no cree justos los abucheos contra Guillermo Ochoa porque se está adaptando de nuevo al futbol mexicano.

Comentarios

comentarios