Alejandro Jasso / Agencia Reforma .-Fue una visita exprés a Monterrey, pero en pocas horas, la Miss Universo 2017 brindó mucho cariño a niños regios con labio y paladar endino.

La sudafricana Demi-Leigh Nel-Peters arribó por vez primera a tierras regias y lo hizo cargada de amor para dar y repartir a pequeños de Casa Azul AC.

Como embajadora de Smile Train, que ayuda a niños en situación vulnerable en todo el mundo, esta vez le tocó hacer un viaje a México y su primera parada fue Monterrey; hoy estará en la Ciudad de México y tiene una visita programada a Guadalajara.

“Estoy muy emocionada por ver el increíble trabajo que hace el equipo de Smile Train en colaboración con Casa Azul, me da mucho gusto conocer a los doctores, que son muy dedicados y que hacen una gran diferencia en la vida de los niños”, expresó conmovida la Miss Universo.

La joven de 23 años, que ganó el máximo título de belleza a nivel mundial en noviembre pasado en Las Vegas, tuvo una visita exprés a la Ciudad.

Llegó el domingo por la noche, hoy por la mañana tuvo un desayuno privado con miembros de la asociación para después convivir con niños de Casa Azul, ubicada en San Pedro.

La visita de la reina empezó a las 10:20 horas, en la Colonia Palo Blanco, fue recibida por doctores, pacientes y un grupo de danza folclórica para que conociera el típico baile neoleonés… y hasta ella terminó bailando con ellos.

Además de que la sorprendieron con la presentación de los jóvenes, le dieron un recorrido por el lugar y hasta le compartieron testimonios de lo que ha hecho la asociación fundada por el Doctor Ricardo R. Elizondo.

Comentarios

comentarios