Francisco Guillermo Ochoa Magaña es, sin duda, uno de los porteros más influyentes en la historia del futbol mexicano. Con cuatro participaciones mundialistas (Alemania 2006, Sudáfrica 2010, Brasil 2014 y Rusia 2018), Ochoa se ha convertido en uno de los elementos favoritos de la afición mexicana a lo largo de la última década. Y un día como hoy, pero hace 15 años, hizo su debut profesional.

Ochoa, quien entre sus logros tiene el haber sido el primer mexicano nominado a ganar el Balón de oro que otorga la prestigiosa revista France Football, además de ser el primer guardameta mexicano en jugar en el futbol europeo, debutó profesionalmente un 15 de febrero de 2004, en un partido de liga América vs Monterrey, en el Estadio Azteca.

EL DEBUT

Torneo Clausura 2004: Jornada 5. América recibía a Rayados de Monterrey y el técnico Leo Beenhakker alineó a Guillermo Ochoa (Adolfo Ríos era el portero titular). “Memo” recibió el primer gol en su carrera profesional a los 10′ en una buena jugada en el área que Elliott Huitrón definió prácticamente a quemarropa para abrir el marcador aquella tarde en el Estadio Azteca.

Posteriormente, Sergio Pérez sacaría un tiro cruzado mortal que casi Ochoa sacaba. El balón pegó en el poste antes de entrar a la meta. A final de cuentas, el América ganó el encuentro por 3-2 y Guillermo Ochoa era el jugador más destacado del encuentro, a pesar de recibir dos tantos.

“Memo” acumuló un total de 5 atajadas en el partido, 3 de ellas clave para que las Águilas se alzaran con el triunfo en su primer partido como profesional. Las actuaciones y los reflejos del entonces joven canterano, oriundo de Guadalajara, orillaron lo inevitable: alternar encuentros con Adolfo Ríos y, eventualmente, ganar la titularidad.

VIDA Y LOGROS

Con América logró un título en el Torneo Clausura 2005 y se convirtió en ídolo de la afición azulcrema. Después del Mundial de Sudáfrica 2010 (al cual asistió como suplente), Ochoa inició sus intentos de emigrar al futbol de Europa, un sueño que finalmente consumó en 2011, cuando pasó a formar parte del Ajaccio, un modesto equipo de la Ligue 1.

Convertirse en el primer portero mexicano en jugar en el viejo continente no fue suficiente para Ochoa Magaña quien logró la titularidad con la Selección Mexicana en el Mundial Brasil 2014 y destacó como uno de los mejores guardametas del certamen (nominación que se ganó especialmente en el duelo contra el anfitrión en la Fase de Grupos) y, a final de cuentas, llamó la atención del Málaga de la Liga de España.

Comentarios

comentarios