CIUDAD DE MÉXICO 01-Oct-2019 .-El técnico de Pumas, Miguel «Míchel» González, lamentó que en México unas minorías manchen al futbol con gritos racistas u homofóbos como los que se dieron el pasado fin de semana en el Alfonso Lastras, donde mañana los felinos visitan al Atlético de San Luis.

«Afortunadamente están desapareciendo y esperemos que la gente se conciencie, el futbol es una fiesta y las faltas de respeto no sirven de nada porque le griten un grito homófobo o racista a un jugador no va a hacer ganar un partido, me da un poco de rabia porque no es identificativo de la afición», dijo el estratega.

«Míchel» aceptó que como jugador vivió ese tipo de situaciones en el campo y detalló que ahora también las redes sociales son un arma para amedrentar al rival.

«Yo lo he sufrido en mi país durante mucho tiempo y era divertido o gracioso ir a llamarme maricón, a mí no me afectaba, ahora los jugadores no les afecta tanto.

«Es una falta de respeto de individuos que no tienen nada que hacer que se dedican en redes sociales a insultar, antes eran a anónimos y ahora dicen que son conocidos, son conocidos por pendejos», añadió.

Pumas visitará a las Chivas el próximo sábado pero eso no le quita la vista del duelo de Copa, pues «Míchel» señaló que quiere lograr la clasificación lo antes posible.

«Nosotros lo necesitamos en lo anímico, venimos de cuatro partidos en buena línea, queremos ganar y resolver la competencia.
De nada vale prepararnos contra Chivas y dejar que el Atlético de San Luis nos gane el partido», concluyó.

Comentarios

comentarios