Javeira López Matta  / Agencia Reforma .-“En la salud y en la enfermedad” es una promesa que las parejas suelen hacerse en el altar, y Jennifer Garner parece honrarla pues no deja solo a Ben Affleck, a pesar de tener años en trámites de divorcio.

La actriz decidió realizar una intervención y acompañar de nuevo al actor a rehabilitación, esto después de que el más reciente intérprete de Batman fuera fotografiado junto a Shauna Sexton, modelo de Playboy, con cajas de bebidas alcohólicas en la entrada de su residencia en Los Ángeles.

De acuerdo con medios estadounidenses, Garner se presentó el miércoles en la casa del actor acompañada de un abogado y le suplicó que pidiera ayuda para combatir su adicción al alcohol, por el bien de sus hijos.

Según TMZ, ante la petición, Affleck aceptó buscar tratamiento.

Fue la actriz quien lo trasladó entonces hasta el centro de rehabilitación The Canyon, en Malibú, donde se dice que permanecerá internado durante un “periodo de tiempo prolongado”.

En las imágenes se puede ver a Garner conduciendo y su aún esposo en la parte de atrás del vehículo, antes de llegar a su destino. The Daily Mail reportó que hicieron una parada en un restaurante de hamburguesas, que se dice es el favorito del actor.

Antes de la intervención, la actriz fue vista disfrutando el día junto a su hijo Samuel en un parque acuático.

Ésta sería la tercera ocasión en que el actor y director de Argo busca ayuda.

La primera vez que entró a rehabilitación fue en el 2001. En marzo del 2017 anunció que había completado otro tratamiento contra adicciones y en un comunicado subrayó lo importante que ha sido Garner en su recuperación.

Se desconoce si los hechos recientes influirán en el proceso de divorcio de la pareja, que aún sigue en trámite. De hecho, hace algunas semanas un tribunal angelino informó a los artistas que desecharía el caso, pues no han presentado la documentación necesaria.

Comentarios

comentarios