Hablando  del mundo del entretenimiento  una  de las películas que más ha causado de que hablar en estas últimas semanas cayó en el mundo de la piratería.

Hablamos de Black Mirror, esta película interactiva que parece nunca va acabar con sus opciones sin fin. No se escapó de la pirateada y es que fue publicada en un portal de internet dedicado a la distribución de películas y series de forma ilegal.

Aunque al parecer no les funciono ni tantito ya que no cuenta con las opciones interactivas y queda resumida a solo una hora y media cosa que no les gusto nada a los fans.

Comentarios

comentarios