Fidel Orantes / Agencia Reforma .-Drake Bell lo admite sin cortapisas: es un fashionista que ama las prendas vanguardistas, los diseños de firmas exclusivas y vive al pendiente de las tendencias.

“Estoy obsesionado con la moda, lo he estado desde que era un niño. Moriría por estar en la primera fila de los desfiles de la Semana de la Moda de Nueva York. La ropa siempre ha sido una de mis pasiones”, dice Drake en entrevista telefónica.

A eso se debe que sus redes sociales estén inundadas de looks y outfits que prueba para sus conciertos.

Pero, en su opinión, lo suyo no es nada especial, pues la música siempre ha tenido una relación intrínseca con el mundo del fashion.

“Si ves a los grandes, no sé a Elvis (Presley) o a David Bowie o James Brown, la gente no sólo les ponía atención por lo que cantaba y tocaban, sino por lo que vestían”, recuerda el cantante.

Amante de marcas como Gucci, a lo largo de su carrera el californiano ha presumido un camaleónico estilo, que va de lo más casual hasta lo sofisticado, pasando por una temporada en la que el rockabilly era todo.

Y su gusto por la moda es tal, que lo ha llevado a incursionar como diseñador.

“Si todo sale bien, muy pronto podré lanzar mi propia línea de ropa, lo mismo que unos zapatos en los que estoy trabajando. Eso ha sido algo por lo que siempre me he sentido muy fascinado”, agrega.Cuando dice que la música y la moda son inherentes lo cree de verdad, y prueba de ello es que ahora que lanzó su más reciente EP, Honest, decidió renovar su guardarropa.

“Trabajar en este nuevo proyecto discográfico me ha dado la oportunidad de tener más apariciones públicas, visitas a talk shows y dar conciertos.

Por eso he tenido que salir de compras y adquirir nueva ropa”.

La obsesión del ex protagonista de Drake & Josh por la moda ha llegado a tal punto, que hace poco movilizó a sus seguidores mexicanos para que le consiguieran una sudadera Gucci que sólo estaba disponible en el País.

Y si ser un ícono de estilo no le resulta, podría intentar en el modelaje porque las imágenes que publica en sus redes dan fe que de sabe posar y que, a sus 31 años, tiene un cuerpo de tentación gracias a su autodisciplina.

“Pensé: ‘Tengo que apretarme el cinturón, enfocarme, volverme saludable, poner mi cuerpo en forma, comer bien, levantarme temprano, meterme al estudio y trabajar duro’.
Hacer todo eso en conjunto.

“Y bueno, esas imágenes y ese cuerpo han sido el resultado del arduo trabajo y del tiempo que he invertido en los últimos años”.

Una inversión que, sin lugar a dudas, le traerá grandes dividendos.

Comentarios

comentarios