El futbol ha sido injusto con Marruecos en este Mundial 2018, y es que en los dos partidos que han jugado fueron superiores a sus rivales, sin embargo, tropezaron. Ahora su victimario fue el Portugal de Cristiano Ronaldo, quien marcó el único gol del partido.

A CR7 le bastaron solo cuatro minutos para liquidar el juego correspondiente al Grupo B de la Copa del Mundo y con el triunfo se acercaron a la siguiente fase del torneo, además dejaron sin posibilidades a los africanos.

Un testarazo letal dentro del área en una jugada a balón parado, fue suficiente para que Cristiano sellara su cuarto gol del Mundial y aunque la ventaja la tuvieron muy temprano, los portugueses se vieron dominados por Marruecos que falló en la contundencia.

Después del gol del delantero del Real Madrid, el partido fue completamente inclinado a favor de Marruecos que intentó por todos los medios y formas el empate, pero se le negó por lo menos en cuatro ocasiones.

La frustración de los marroquíes los llevó a la desesperación y encontraron en el mal trabajo arbitral del estadounidense, Mark Geiger, al culpable perfecto de su mala puntería.

Sobre el final del partido los lusitanos intentaron reactivarse con algunos contragolpes protagonizados por Cristiano, quien volvió a aparecer con el balón en su poder pero no fue suficiente para incrementar la ventaja en el marcador.

Portugal volvió a sus raíces, dejó de lado el buen futbol que desplegó contra España y fue ese equipo aburrido que se defiende a muerte, pues este sistema ya le dio un resultado ganando la Eurocopa 2016.

Medio Tiempo

Comentarios

comentarios