A unos días de que la Selección Mexicana se enfrente a Corea del Sur, la prensa del país asiático intentó espiar el entrenamiento del Tricolor desde una cafetería que está enfrente de las instalaciones del búnker nacional.

Los periodistas quisieron avivarse cuando se terminaron los 15 minutos que obliga la FIFA a los equipos para que los medios tomen aspectos de la práctica, por lo que salieron de las instalaciones del Dynamo para ver la práctica completa, misma en la que Juan Carlos Osorio probó algunas de sus armas para el partido.

En cuanto el personal de la Federación se enteró de esta actividad, de inmediato pidió al personal de seguridad retirar a los coreanos de esa zona, pues ni siquiera estaban consumiendo, por lo que al ver a los de seguridad se fueron del lugar rápidamente.

La cafetería -que lleva por nombre “Bread & Eat”- se encuentra enfrente de las instalaciones y desde sus ventanas se ven las canchas de entrenamiento de la Selección Mexicana.

Medio Tiempo

Comentarios

comentarios