Antonio Briseño fue el único jugador que tuvo el carácter de salir a dar la cara ante los medios, para asumir su culpa por la derrota, aceptando que con esas pifias, ni con un técnico de clase mundial saldrán del bache.

«Si seguimos así, nadie nos va a levantar. Puede venir Pep Guardiola, puede venir el que sea… el presidente del mundo, pagar cantidades de dinero, o venir cualquier persona, pero si nosotros no nos concentramos va a ser muy difícil», declaró el defensa de las Chivas.

Briseño asumió la responsabilidad del descalabro al equivocarse en la jugada del 3-2 de los Tuzos, pero dijo salir a dar la cara por el grupo.

«Me siento responsable. sí. Somos responsables. Todo mundo puede cometer errores, me tocó en este momento», admitió.

El Pollo incluso aceptaría ir a la banca si así lo decide su entrenador.

«Creo que había hecho un buen trabajo los primeros siete partidos, aceptable pero ahora con estos errores todo puede pasar. Generamos llegadas al frente, pero también las generamos atrás.

«Si seguimos así, puede estar cualquier jugador al frente, Maradona o Pelé en el ataque, pero si cometemos estos errores atrás, seguiremos perdiendo así», insistió.

Comentarios

comentarios