José Cardozo asumió la responsabilidad de caer 1-0 con el Santos y dejar atrás el paso perfecto de las Chivas, además de reconocer que no se arrepiente de mandar a la cancha a Hedgardo Marín, para jugar con línea de cinco, y no con la defensiva habitual de Josecarlos Van Rankin, Jair Pereira, Hiram Mier y Miguel Ponce.

“Estamos convencidos de lo que hicimos, habíamos jugado también en la semana y convencido del sistema. Si me quieren adjudicar la derrota, yo asumo, pero no por el sistema. Para mí, estuvo muy bien planificado porque el rival normalmente es mucho más peligroso cuando los dos 9 juegan mano a mano. Furch es un delantero muy importante.

“Anulamos bastante bien el circuito de ellos porque no se generó, fue muy poco, de ahí en más, no estoy arrepentido del cambio, tampoco mis jugadores estaban perdidos. Nos costó estar en la cancha, no sé si estaba mojada o algo, pero no estamos arrepentidos para nada porque esto fue hablado, nos duele perder, pero estamos por buen camino”, mencionó Cardozo.

El entrenador paraguayo destacó al equipo rival y reconoció que la victoria fue justa para el Santos.

“No nos acomodamos los primeros 20 minutos y eso te lleva a generar dudas, y cuando hay duda en el campo de juego, con la dinámica de hoy en día, se comenten errores. En el gol no estuvimos bien parados y fue en el momento justo. Después de eso, el equipo se acomodó mejor. Nos molesta y nos duele perder porque era un paso importante, pero también sabíamos lo que teníamos en frente, que es un rival muy bien trabajado, con muy buenos jugadores y que al final fue el justo ganador”, admitió.

Las Chivas viajarán esta misma noche a Guadalajara, de cara a su próximo compromiso en la Copa MX ante los Cimarrones.

Comentarios

comentarios