Citlalli Estefanía Medina Vargas / Agencia Reforma .-Cardozo reconoce que el tiempo les juega en contra y cuatro partidos sin triunfo es dar demasiada ventaja en sus aspiraciones para clasificar a la Liguilla.

La falta de contundencia condenó a su equipo y es uno de las principales debilidades mostradas en el arranque del torneo.

“Tenemos que corregir, ese es también trabajo mío y del cuerpo técnico en tratar de mejorar y fortalecer en donde estamos débiles en algunos sectores del equipo y tratar de ser inteligentes para corregir lo más rápido posible porque no es la posición que queremos y hay que levantar esto rápido porque ya no hay tiempo”.

“Fue un primer tiempo brillante del equipo, pero nos faltó tranquilidad para definir. Tuvimos 7, 5, oportunidades claras para definir que no aprovechamos y el futbol muchas veces tiene esas cosas que se gana con goles. A nosotros nos faltó tranquilidad para que podamos definir, pero el equipo generó y fue al ataque”.

El estratega mencionó que de esa manera planificó el partido por la ausencia de Orbelín Pineda, con la incorporación de Gael Sandoval en la media cancha.

“No se acomodó al cien por ciento, porque no venía jugando en esa posición, peor cumplió, tuvimos oportunidades que no aprovechamos y estamos dolidos y molestos. Frustrados primero por nosotros mismos, con la afición por no poder ganar en casa, habíamos dicho que teníamos que hacernos muy fuertes aquí y nos está faltando.

El paraguayo compartió el mensaje que le dio a sus jugadores al terminar el partido.

“Le dije al grupo ahí en el vestuario que solamente encuentro un camino para salir adelante y es el trabajo”, sentenció Cardozo.

Comentarios

comentarios