Estévez, militar retirado de 65 años, usa además preservativos para sustituir las complejas válvulas presión que se empleab en el proceso de fermentación del vino y que son imposibles de encontrar en Cuba.

Comentarios

comentarios