La maldición de los lesionados no se quita de la era encabezada por el director técnico colombiano, Juan Carlos Osorio. Lo que se temió durante la noche del sábado, el domingo se confirmó: Víctor Guzmán quedó fuera para el juego del miércoles contra Bosnia-Herzegovina, en el Alamodome de San Antonio, Texas.

La dirección de Selecciones Nacionales confirmó la baja del elemento del Pachuca y la llegada del volante Jesús Molina, del Monterrey, en su lugar.

“En el encuentro de la jornada 4 entre Tigres y Pachuca, Guzmán abandonó el partido al minuto 60 por lesión posiblemente de menisco. Mañana [lunes] se le realizarán los estudios pertinentes y en coordinación con el departamento médico de la Selección Nacional Mexicana se determinó que el jugador no se concentre con el equipo Tricolor y se recupere con su club de la lesión. En su lugar, el cuerpo técnico determinó convocar a Jesús Molina, del club Monterrey”, informó la Federación Mexicana de Futbol (FMF), a través de un comunicado oficial.

Como en todas las concentraciones, el Tricolor tiene una baja, pero parece que la de Guzmán es definitiva, ya que no habrá más oportunidades para los elementos de la Liga MX. Mas los que sí llegaron, como Elías Hernández y Rodolfo Pizarro, afirmaron que no dejarán pasar esta importante ocasión.

“Claro que es nuestro gran chance de mostrarse y ponérselo difícil al profe. Hay que dejarse ver y levantar la mano con buenos entrenamientos y ganarse la oportunidad de jugar”, dijo Hernández, volante de León.

Por su parte, Pizarro mencionó que estos juegos “sirven, todo suma para tratar de confirmar un buen equipo y que el profe saque sus conclusiones”.

Junto con Pizarro arribó Oswaldo Alanís, quien en Chivas está echo a un lado, pero en la Selección hasta puede ver minutos. “No puedo hablar… No me dejan en Chivas y la Selección”, atinó a decir, mientras se escurría en el mar de cámaras y micrófonos que amenazaba con tragárselo.

El defensa central no quiso ir más a fondo: “Estoy muy agradecido con el profesor, quien me llamó y me da esta oportunidad. Siempre [voy] para adelante y buscando una oportunidad, pero —por favor— no puedo hablar, me pueden comprometer…”. Los jugadores que viven en Monterrey viajaron directamente a San Antonio, a donde la Selección se trasladará este día alrededor de las 9 de la mañana.

(EL UNIVERSAL)

Comentarios

comentarios