El jugador estrella de los Tuzos del Pachuca, Hirving “Chucky” Lozano, se ha convertido en el constante dolor de cabeza de cabeza de todos sus rivales, pues es todo un reto intentar detenerlo antes de que llegue al arco rival.

Ante dicha situación, Lozano se convirtió en el jugador mas golpeado en lo que va del torneo y aunque ante ese panorama se esperaban arbitrajes mas enérgicos para proteger al juvenil, nunca fue así.

La falta de compromiso y la nula atención de la disciplinaria terminaron pasando factura ayer en la noche en el encuentro Xolos vs Pachuca, donde al minuto 12 el defensa Michael Orozco hizo una durísima entrada sobre el Chucky que termino sacándolo de terreno de juego en camilla y con lagrimas en los ojos.

De inmediato el cuerpo médico de los Tuzos descarto una fractura y el diagnostico fue una herida de cuatro centímetros muy profunda en la pierna derecha, un poco arriba del tobillo, provocando en Lozano 10 puntos de sutura; horas mas tarde Pachuca compartió a través de sus redes sociales las primeras palabras de Lozano sobre su lesión.

“Salí llorando del golpe, porque el dolor era intenso y hasta desmayándome yo creo. Es triste y pensé que sería peor. Gracias por preocuparse, todo salió muy bien. Gracias por sus palabras de apoyo”, externo Lozano.

A su llegada a la capital, el delantero de los Tuzos contesto algunas preguntas a la prensa sobre la entrada que hizo Orozco sobre él y sí esta dispuesto a quejarse ante la Comisión Disciplinaria por el pésimo arbitraje que causo estragos en su estado físico.

“No sé si fue sin querer o no, pero estuvo un poco de más esa entrada. Me pudo fracturar. Gracias a Dios fue solo el raspón y no pasó a mayores, pero es algo terrible para mí. Ustedes lo han visto. Les preguntaba a mis compañeros qué me había pasado porque era un dolor insoportable. Los resultados se ven cada semana y hay que salir de esta para seguir bien y en cuanto a la queja, los que tienen la decisión es la directiva para hacerlo y analizarán para ver qué se hace”, finalizo el delantero.

Por otra parte, Fernando Márquez, médico del Pachuca, aseguro que Hirving Lozano estará fuera tres semanas en recuperación y aconseja a la directiva no prestar los servicios del delantero para los próximos compromisos de la Selección Mexicana ante Costa Rica y Trinidad y Tobago.

Por: Melissa Estrada

Imagen: Twitter

 

Comentarios

comentarios