Después de un año al frente del Cruz Azul, Tomás Boy por fin tomo la decisión de renunciar a su cargo de DT tras conseguir una derrota mas en casa ante Puebla con un resultado de 1-2.

 Probablemente, esta es la salida mas cantada y menos sorpresiva, pues la afición de la maquina nunca vio con buenos ojos la llegada de Boy al equipo ya que nunca ha ganado nada y al frente del Cruz Azul seguramente no sería lo contrario.

 Lo mas que logro Tomás con la maquina en el año que duro su gestión fueron 10 victorias, 10 derrotas y 17 empates en liga; aunado a eso, la semana pasada el equipo fue eliminado de Copa MX en cuartos de final por el Querétaro y es uno de los equipos que no calificaría a zona de liguilla.

 En entrevista, Tomás Boy aseguró haber recibido apoyo total por parte de la directiva pero renuncio al ya no poder con el equipo, lejos de ayudarlo, ya lo perjudicaba.

 “Fracasé rotundamente, pero no solo yo. Tomé a Cruz Azul siendo ya un equipo perdedor y no pude cambiarlo. En algunos momentos dispuse de jugadores que no estaban aptos. No los responsabilizo de nada porque hicieron hasta a lo imposible por lograrlo. Aquí no hay culpables; culpable es aquel que lo hace a propósito. Aquí somos responsables. Meto las manos al fuego. Todos trataron de hacer las cosas”, aseguró para ESPN.

 Por el momento, Joaquín Moreno, DT de la Sub 20 será el entrenador interino del primer equipo en lo que Eduardo de la Torre, director deportivo del club elige al nuevo entrenador.

 Por: Melissa Estrada

Imagen: Vía twitter

Comentarios

comentarios