Iniesta regreso de nueva cuenta al 11 inicial del Barcelona en un partido que sin duda alguna lo ameritaba, pues el Barça se jugaba y aun se juega el boleto a cuartos de final en Champions League tras haber sido goleado 4-0 por el PSG en encuentro de ida de octavos de final.

El poderoso y envidiable tridente ofensivo de Luis Enrique no pesó, no funciono y no se encontró. La personalidad, el ritmo y la imaginación fueron las grandes ausentes del equipo español donde el gran culpable fue su DT, pues desde la alineación hasta la falta de lectura táctica terminaron por hundir al equipo.

Por el contrario, el París Saint-Germain fue infinitamente superior de principio a fin e hizo los méritos suficientes para conseguir las cuatro anotaciones que eliminan prácticamente al Barcelona, mismo que habitualmente conseguía triunfos cada que se enfrentaba a ellos en temporadas pasadas de la Champions.

Hoy el triunfo del PSG fue histórico, sin dudas e imponiendo autoridad y respeto en casa. Hoy el Barcelona bajo a la tierra, despertó de una sacudida y comprendió con humildad que todo lo hicieron mal.

Barcelona vive un momento difícil, trabajar y reponerse será la misión para el partido de vuelta donde el PSG tiene cuerpo y medio en cuartos de final de la gran Champions League.

Por: Melissa Estrada

Imagen: Twitter

Comentarios

comentarios