Dallas, 2 Jun (Notimex).- Álamo Drafthouse Cinema, una compañía de salas de cine, realizará una proyección de la cinta “Wonder Woman” (Mujer Maravilla) en una sesión exclusiva para mujeres la próxima semana en Austin, Texas, lo que ha atraído la atención nacional por los críticas positivas y negativas a la medida.

La película, de los estudios Warner Bros, basada en el personaje de cómics “Wonder Woman”, se estrenó este jueves, pero la exhibición solo para mujeres está programada para el próximo 6 de junio.

La cinta, protagonizada por la actriz Gal Gadot, es la primera película enfocada en un personaje femenino de cómic en más de una década y la primera de esas películas dirigida por una mujer, Patty Jenkins.

Álamo Drafthouse anunció que una de sus salas en Austin proyectaría la película en una sesión especial para mujeres el próximo 6 de junio, y destinaría los ingresos de las entradas a la organización Planned Parenthood, que opera clínicas que atienden la salud reproductiva de la mujer.

“Discúlpenme, caballeros, pero estamos abrazando a nuestra chica y diciendo ‘No se permiten hombres”, indicó la compañía de salas cinematográficas al hacer el anuncio. La empresa informó también que todo el personal de la sala que trabajará durante la proyección será femenino.

La idea tuvo éxito y los boletos para la proyección se agotaron en poco más de dos horas, con decenas de mujeres que se apresuraron a comprar entradas. Sin embargo, múltiples hombres han expresado en correos electrónicos sus quejas contra la compañía por haber sido excluidos.

Stephen Clark, un abogado y profesor en la Escuela de Derecho Albany, en Nueva York, especializado en orientación sexual y derecho laboral, calificó el plan de Álamo Drafthose como “discriminatorio”.

Clark presentó una queja ante la Oficina de Igualdad de Empleo y Vivienda Justa de Austin para que se suspenda la proyección.

“Soy un especialista en la ley contra la discriminación, por lo que estoy bastante seguro de que esto no es lícito”, dijo Clark en declaraciones este viernes al periódico Austin American Statesman.

“Si ellos estuvieran tratando de hacer una exhibición de ‘Brokeback Mountain’ solo para homosexuales, yo sentiría lo mismo”, dijo Clark, quien es gay.

El código de la ciudad de Austin prohíbe que un alojamiento público, como una sala de cine, limite su servicio en base a factores de raza, color, sexo, orientación sexual, identificación de género u otros.

El código de la ciudad también bloquea que se difunda publicidad que indique que los servicios se limitarán a ciertas personas.

El plan de la compañía de colocar a solo mujeres como empleados durante la proyección también podría ser problemático, indicó Clark.

Explicó que en un principio no planeaba intervenir, pensando que era un acuerdo de una sola vez en una ciudad muy lejos de Nueva York. Sin embargo, dijo que los comentarios de Álamo Drafthouse en Facebook y la sugerencia de que añadiría proyecciones similares en otras ciudades, lo motivaron a presentar la queja.

“Su actitud fue realmente desagradable para mí (…) la sugerencia de que cualquiera que les señalara que esto era ilegal era un misógino e inseguro”, dijo.

NTX/I/FTD/CMV/

Comentarios

comentarios