México, 24 Ago.- El actor Juan Pablo Medina considera que lo más complicado de haber protagonizado la película “Casi una gran estafa”, que se estrena este viernes en los cines mexicanos, fue grabar entre un 60 y 70 por ciento en plano secuencia.

En entrevista con Notimex, declaró que esta experiencia fue un reto para los actores, algo diferente, pues indica que a veces, en otros proyectos tiene escenas así, pero no tantas.

“Sí implica un grado más de dificultad, más allá de la preparación con Guillermo Barba, quien además de ser director es guionista, lo cual ayuda, porque tiene claro lo que quiere”, declaró.

Medina, quien actualmente graba la tercera temporada del programa “Paramédicos”, subrayó que trabajar con sus colegas lo disfrutó mucho, por lo que está contento y espera que a la gente le guste.

Dentro de la trama da vida a “Adalberto”, personaje quien crea un plan casi maestro, pero es tan malo, que acaba en la cárcel, estando ahí se entera de que su mejor amigo, con quien trató de hacer el robo, vende la historia que él creó, para hacer una película.

A partir de ahí empiezan todos los conflictos en esta comedia de enredos, que saldrá a la cartelera con 450 copias, y en la que también participan Zuria Vega, Christopher Uckermann, Adriana Paz, Daniel Hadad, Roberto Aguirre, Elsy Reyes, Roberto Duarte, entre otros.

Por otro lado, opinó que la gente está yendo a ver más comedias, algo que piensa es bueno, después de los problemas que pasan en el mundo.

“El cine mexicano está ganando premios por todos lados, creo que se están haciendo buenas películas aquí, de todos los géneros. Lo interesante de ésta es que no es una comedia romántica, sino con tintes fársicos, algo que es interesante”, concluyó.

NTX/APM/LMC

Comentarios

comentarios