México, 15 Ago.- Las bandas Garbage y Blondie llenaron de euforia el Palacio de los Deportes durante el concierto que ofrecieron la noche de este lunes como parte del cierre de la gira “The Rage and rapture tour”, ante 13 mil 500 personas.

Estas dos legendarias agrupaciones elevaron los decibeles durante más de tres horas para ofrecer un espectáculo inolvidable para todos los fanáticos, quienes se deleitaron escuchando los mejores éxitos de los anfitriones.

El ambiente todo el tiempo estuvo prendido, desde las gradas, como en la pista se respiraba la emoción por ser parte de este recital, que se ha presentado en una veintena de lugares en todo el mundo.

Los primeros en aparecer en el escenario fueron los integrantes de Garbage, liderados por la cantante Shirley Manson, quien lucía un atuendo color rojo, mismo que su tono de cabello.

La alineación, que lanzó el año pasado su sexto álbum de estudio “Strange little birds”, empezó su actuación con melodías como “No horses”, “Sex is not the enemy” y “# 1 crush”, con las que arrancó el aplauso del público.

La vocalista, quien con este “show” adelantó su festejo de cumpleaños, no ocultó su cariño que tiene hacia sus admiradores mexicanos, ya que constantemente interactuó con su audiencia e incluso casi al final de su actuación descendió del entarimado.

Luego de piezas como “Empty”, “I think I’m paranoid” y “Cherry lips”, Manson aseguró que es un honor haber llevado esta presentación a la capital mexicana, ya que le tiene un gran amor a este país.

Asimismo, aprovechó su intervención para agradecer a todo el equipo que hace posible esto y mencionó la admiración que le tiene a Deborah Harry, cantante de Blondie, de quien resaltó su generosidad.

De rodillas y desplazándose por toda la plataforma la intérprete de rock alternativo siguió con su repertorio e incluso comentó que los invitaron a realizar una canción para una película de “James Bond”.

“Blackout”, “Special”, “Cup of coffee”, “Even though our love is doomed”, “Stupid girl”, “Only happy when it rains”, “Push it”, “Vow” fueron los demás cortes que incluyó este grupo, también integrado por Duke Erikson, Steve Marker y Butch Vig, que ya ha sido parte del Festival Vive Latino.

“Gracias por su amor y apoyo”, dijo Shirley antes de decir adiós, y tras una pausa continuó la banda Blondie, pionera de la escena new wave y el punk a mediados de lo años 70.

Desde el primer minuto con “One way or another” el ánimo de todos estuvo presente, algunos se levantaron de sus asientos para bailar y cantar “ha sido un gran tour, ¿quieren divertirse?”, preguntó Harry, quien llegó con una máscara de abeja y ropa color negro con amarillo.

Tres pantallas rectangulares cambiaron de color, mientras sonaba el tema “Hanging on the telephone” en donde la vocalista dijo: “hola, está llamando Blondie”, a la que le siguieron “Fun” y el clásico “Call me”, que la mayoría coreó a todo pulmón.

“¿Cómo estamos México? Habrá rock esta noche, estamos feliz de estar en esta ciudad, así que hay que divertirnos”, comentó la rubia artista antes de “Gravity”, “Rapture” y “Fragments”.

“¿Quienes de aquí se llaman María?”, preguntó antes de hacer sonar su éxico “María”, de gritar un “¡viva México!” y seguir con “Too much”, “Long time”, “Atomic”, entre otras.

Después de una salida en falso, los músicos regresaron para el bloque final con “My heart will go on”, “Tide is high” y “Dreaming”. “Muchas gracias”, dijo Debbie con un cambio de vestuario.

NTX/APM/LMC

Comentarios

comentarios